Descubre la estrategia de Reid Hoffmann para la toma de decisiones

Reid Hoffmann Single Decisive Reason

A lo largo del día tomamos millones de decisiones. Ya sea elegir qué camiseta ponernos, decidir si ir caminando o en metro al trabajo, o hasta qué carrera estudiar. Cada una de esas alternativas impacta directamente en nuestra vida de alguna manera y, a la larga, nos conducen a un lugar diferente. Las pequeñas decisiones que tomamos día a día son el resultado de lo que somos.

Entonces, ¿cómo saber si las decisiones que estamos tomando son las correctas? Y, mejor aún, ¿cómo podemos tomar mejores decisiones?

Velocidad y simplicidad, los dos elementos clave para la toma de decisiones según Reid Hoffmann

Es cierto que muchas de las decisiones a las que nos enfrentamos parece que pueden tener mucho impacto en nuestro futuro. Y, cuando nos enfrentamos a decisiones de tanto peso, nuestro instinto natural nos invita a ir más despacio, a recopilar toda la información disponible y sentirnos emocionalmente cómodos con todos los escenarios posibles antes de tomar una decisión.

Reid Hoffmann, cofundador y presidente de LinkedIn y socio de la firma del Venture Capital Greylock tiene una visión contraria a esta forma de tomar decisiones y establece dos principios para la toma de decisiones estratégicas: la velocidad y la simplicidad.

1. Velocidad

Cuando Reid se enfrenta a un conjunto de opciones, a menudo toma una decisión «provisional» de forma instintiva basándose en la información actual. A continuación, anotará qué información adicional necesitaría para refutar su decisión provisional e irá a buscarla. Lo que solemos hacer es encontrarnos con una situación en la que la información es limitada, dejar de lado la decisión hasta reunir más información y soportar un proceso de recopilación de información que dura más de lo esperado. ¿Cuál es el resultado? Que quizás es demasiado tarde.

2. Simplicidad

Para este proceso de toma de decisiones, propone el principio de Single Decisive Reason o Razón Única Decisiva. Cuando hay una compleja lista de pros y contras que impulsan una acción, Reid busca una única razón decisiva para ir a por ella, no una razón combinada.

Si se te ocurren una lista de muchas razones para hacer algo, estás tratando de convencerte a ti mismo: si no hay una razón clara, no lo hagas.

Cómo tomar decisiones aplicando la razón única decisiva (Single Decisive Reason)

Para que se vea más claro este proceso de toma de decisiones en base al principio de Single Decisive Reason promulgado por Reid, os traigo un ejemplo que leí en el blog de Superhuman, la startup que está revolucionando la forma en la que organizamos el correo electrónico.

Pongamos que quieres incorporar a varios clientes a tu empresa en sesiones de 30 minutos por cada cliente. ¿Deberíamos continuar con esa estrategia a medida que la base de clientes también va en aumento?

Existen muchas razones por las que continuar con la introducción personalizada de clientes en la plataforma, pero también existen buenas razones por las que no hacerlo. ¿Qué deberíamos hacer?

1. Haz un brainstorming con las razones a favor y en contra

Aquí hay una lista de pros para continuar con las incorporaciones personalizadas:

  • Mejor relación con el cliente
  • Posibilidad de identificar mejoras del producto
  • Feedback directo de los usuarios
  • Adaptación del producto al cliente

Y aquí una lista de los contras:

  • Lleva más tiempo incorporar a los clientes
  • Es necesario destinar más recursos de atención al cliente

2. Categoriza las razones

Si contásemos el listado anterior, acabaríamos cayendo en la tentación de llevar a cabo un razonamiento combinado. En lugar de eso, agrupa las razones por categorías

  • Mejor relación con el cliente: Experiencia del cliente
  • Posibilidad de identificar mejoras del producto: Desarrollo del producto
  • Feedback directo de los usuarios: Desarrollo del producto
  • Adaptación del producto al cliente: Desarrollo del producto
  • Lleva más tiempo incorporar a los clientes: Coste de implementación
  • Es necesario destinar más recursos de atención al cliente: Coste de implementación

3. Prioriza las categorías

Ahora bien, ¿qué categoría de las anteriores es más importante para ti o para tu empresa?

Si, por ejemplo, la obsesión por el cliente es algo primordial, entonces deberías considerar la experiencia del cliente como tu foco número uno y no dejarte llevar por los demás puntos. En cambio, si los costes de implementación son un factor significativo, quizás deberías adoptar una incorporación estándar y dejar a un lado la personalización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba