¿Qué es el coste de oportunidad y qué significa para ti?

coste de oportunidad

¿Alguna vez has oído hablar del término «coste de oportunidad«? Este concepto es muy empleado en el ámbito económico o financiero, especialmente cuando se evalúan inversiones alternativas. Pero, ¿has pensado cómo aplica el coste de oportunidad en tu vida?

¿Qué es el coste de oportunidad?

El costo de oportunidad es aquello a lo que tienes que renunciar para obtener algo. En economía, sería algo así como lo que nos cuesta no elegir una alternativa para tu dinero, tiempo o algún otro recurso.

Imagina que estás tomando la decisión de comprar un batido de fresa en un bar por 7 euros. De pronto, te pones a pensar en lo que supone esa decisión. ¿A qué estás renunciando ahora para comprar ese batido? ¿A qué estás renunciando en el futuro? ¿Te sigue mereciendo la pena el desembolso?

Comprando ese batido de 7 euros, podrías estar renunciando directamente ahora a comprar un batido de chocolate por ese mismo precio, o a comprar una entrada para el cine, o a cualquier otra forma de desembolsar ese dinero. Por otro lado, si decidiéramos evitar gastar totalmente esos 7 euros ahora, podríamos utilizar ese dinero en el futuro, bien ahorrándolo para un plan posterior o bien invirtiéndolo en otro activo.

Costes implícitos y explícitos

Los costos de oportunidad pueden tener costos financieros explícitos, como cuando elegimos usar nuestro dinero para una cosa en lugar de otra, o costos implícitos. Esto último no afectará a nuestra cartera, pero supondrá que estamos haciendo otras cosas con nuestro tiempo o energía, lo que en realidad puede tener un impacto indirecto en nuestras finanzas. Como dijo Warren Buffett, “El costo real de cualquier compra no es el costo real en dólares. Más bien, es el costo de oportunidad: el valor de la inversión que no hiciste, porque utilizaste esos fondos para comprar otra cosa”.

Olvídate de los costes hundidos

Imagina que compraste una entrada para ver una película en el cine y está siendo espantosa. ¿Qué harías? ¿Te quedarías hasta el final o te marcharías de la sala? La mayoría de nosotros continuaríamos viendo hasta el final y perderíamos ese tiempo valioso por el hecho de que «ya hemos pagado la entrada». Sentimos la necesidad de justificar decisiones anteriores, esperando irracionalmente que las cosas mejoren de alguna manera.

Esto se ve también de manera clara cuando algunos líderes continúan con un proyecto una vez ya realizada una inversión inicial, por el miedo de admitir que han desperdiciado sus recursos asignados.

Cómo calcular los costes de oportunidad en tu día a día

Si bien no existe una fórmula definida específicamente para ayudarnos a calcular un costo de oportunidad, hay tres factores clave que siempre están involucrados en el costo de oportunidad: dinero, tiempo y esfuerzo (también conocido como capital de trabajo).

Puedes calcular el coste de oportunidad como la diferencia entre lo que estás sacrificando y lo que estás ganando.

Costo de oportunidad = Opción renunciada – Opción elegida

Todos tomamos alrededor de 35.000 elecciones todos los días, lo que significa que también hay muchas cosas contra las que decidimos. Considerar los costes de oportunidad ayuda a guiar la toma de decisiones racionales. Comprender las oportunidades potenciales a las que estamos renunciando al elegir una cosa sobre otra es un factor crítico para tomar buenas decisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba