Plan de desarrollo personal: ¿cómo de equilibrado está tu diamante?

rueda de la vida

¿Hay áreas de tu vida que crees que podrías mejorar? ¿Hay aspectos a las que en los últimos tiempos has prestado poca atención? ¿En qué puntos de tu vida has ido prosperando últimamente? Aunque a priori el hecho de pararnos a pensar un momento en nuestra vida de forma global parece una práctica bastante simple y sencilla, no es un ejercicio que ninguno solamos hacer de forma habitual.

En este artículo quiero contarte una herramienta muy útil que puedes usar como punto de partida para analizar tu situación actual y preparar un plan de desarrollo personal.

¿Qué es La Rueda de la Vida?

Lo sé. El nombre de esta herramienta puede sonar un poco extraño o filosófico, pero no te asustes. La Rueda de la Vida (también conocida como Rueda del Coaching o la Rueda del Equilibrio de la Vida) es una sencilla herramienta que nos permite obtener visión gráfica de los aspectos que componen nuestra vida y nuestro grado de satisfacción respecto a ellos. Básicamente, está pensada para ayudarnos en el proceso de autoconocimiento y servir como una guía de enfoque y dirección.

Aunque realmente no existe un número acordado de áreas/categorías que se incluyen en el círculo, las áreas que suelen analizarse son las siguientes:

  • Salud
  • Profesión
  • Relaciones sociales
  • Ocio
  • Amor o relaciones de pareja
  • Familia
  • Finanzas personales
  • Desarrollo o Crecimiento personal

¿Cómo elaborar tu plan de desarrollo personal con la rueda de la vida?

A continuación, te cuento de qué manera puedes utilizar la rueda de la vida como herramienta de desarrollo personal. Como he dicho antes, las áreas no están totalmente definidas, y puedes adaptarlas un poco a tu situación concreta. De todas formas, te dejo una imagen de cómo sería un ejemplo de plantilla por si quieres utilizarla como base.

plantilla rueda de la vida

1. ¿Cuál es tu situación actual?

El primer punto es analizar cómo estás ahora. Puntúa del 1 al 10 cómo te sientes en cada faceta de tu vida. El número 1 equivaldría a la peor puntuación y el número 10 a la mejor.

  • Desarrollo personal: ¿Cómo valorarías tu autoestima general, tu estabilidad emocional y tu estado mental? ¿Te sientes autorrealizado y motivado?
  • Familia: ¿Te sientes satisfecho con tu relación familiar? ¿Pasas tiempo de calidad con tu familia?
  • Salud: ¿Cómo de contento te sientes con tu salud, tu bienestar y el estado general de tu físico? ¿Dedicas tiempo a cuidar tu salud y tu cuerpo?
  • Relaciones sociales: ¿Dedicas tiempo de calidad a cuidar tus relaciones sociales? ¿Qué relación tienes con tus amigos?
  • Profesión: ¿Te sientes feliz y realizado con tu trabajo o tus estudios?
  • Finanzas: ¿Cómo de cómodo te sientes con tu situación financiera, tanto en el presente como en el futuro previsto?
  • Relación en pareja: ¿Qué opinas de la calidad general de tu relación de pareja actual? Si no tienes actualmente pareja, puedes valorar una relación reciente.
  • Ocio: ¿Dedicas tiempo a disfrutar de tus hobbies y a descansar?

2. ¿Cómo te gustaría que fuera tu situación?

  • Desarrollo personal: ¿Te gustaría sentirte más autorrealizado, mejor contigo mismo o acercarte más a tu Ikigai?
  • Familia: ¿Cómo te gustaría que fuera tu relación familiar?
  • Salud: ¿Cómo te gustaría sentirte con tu salud, bienestar, vitalidad y energía en general?
  • Relaciones sociales: ¿Cómo te gustaría sentirte con respecto a las relaciones con tus amigos?
  • Profesión: ¿Cómo te gustaría sentirte con tu carrera o profesión?
  • Finanzas: ¿Cómo te gustaría sentirte respecto a tu situación financiera?
  • Relación en pareja: ¿Cómo te gustaría sentirte con tu relación en pareja?
  • Ocio: ¿Cuánto tiempo te gustaría dedicar en el futuro a tus hobbies, a descansar o a otros pasatiempos?

3. Une los puntos y compara

Une los puntos de tu situación actual y tu situación deseada y haz una comparativa. ¿Cuáles son las áreas donde hay mayor desviación? ¿Qué puedes hacer para mejorarlas? ¿Por qué esas áreas están más flojas? No se trata de un ejercicio de castigo o de autoexigencia, sino más bien de reflexión y análisis. Normalmente, cuando tienes una puntuación muy alta en un área es porque en los últimos tiempos has dado mucha importancia a ese aspecto de tu vida, y conviene que te preguntes si una mejora en esa faceta concreta de tu vida te va a llevar a sentirte más satisfecho o simplemente estás siendo muy exigente contigo.

4. Prioriza y establece acciones

Para este punto puedes tratar de establecer distintos marcos temporales. Está claro que a todos nos gustaría estar en todas las áreas en el nivel 10. Sin embargo, suelen decir que quien mucho abarca poco aprieta, así que en mi opinión, es mejor elegir solo algunas áreas en las que te gustaría centrarte a corto plazo según tu estado de vida actual y dejar el resto para más adelante. También es cierto que algunos ámbitos pueden tener relación entre ellos. Si quieres mejorar tu puntuación en salud y disfrutas saliendo a correr por las mañanas y, además, puedes ir con algún amigo o familiar, estarás mejorando varias áreas al mismo tiempo.

Es algo así como encontrar el equilibrio fuera del equilibrio. Si queremos encontrar el equilibrio entre las distintas puntas del «diamante», la forma de encontrarlo no es ser el mejor de todo al mismo tiempo, sino ser consciente de en qué área estamos priorizando durante ese momento de tiempo y tener un plan hacia el equilibrio.

Puedes intentar fijar dos o tres acciones que puedas llevar a cabo para mejorar las áreas en las que te gustaría subir de puntuación. La idea es que, en el medio plazo, vayas mejorando en esas áreas y puedas poner el foco en otras. Se trata de una mejora continua, por lo que no te desanimes si hay algunos aspectos que te cuestan un poco más. Lo importante es no perder el foco ;).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba