¿Qué es la ley de los espejos y cómo puedes beneficiarte de ella?

la ley del espejo

Seguro que has escuchado alguna vez la frase popular de la cultura oriental que dice que «Todo lo que te molesta de otros es solo una proyección de lo que no has resuelto de ti mismo«. En este artículo quiero hablarte más en detalle de esta gran enseñanza también conocida como la ley del espejo.

¿En qué consiste la ley del espejo?

La ley del espejo dice que lo que vemos en otras personas y lo que nos sucede en la vida es el espejo de lo que refleja nuestro interior: nuestros miedos, nuestras debilidades, nuestras virtudes y nuestras experiencias personales. Este concepto fue descrito por el experto en coaching Yoshinori Noguchi en su relato La Ley del Espejo.

¿Por qué nos incomodan los comentarios de otras personas? ¿Por qué nos cuesta soportar que nos contradigan? ¿Por qué juzgamos ciertas reacciones o comportamientos? El mundo exterior actúa como un espejo, reflejando nuestras luces y nuestras sombras.

¿Qué nos enseña la ley del espejo?

Si nos miramos al espejo y vemos que estamos despeinados, ¿qué haríamos? Por mucho que extendiéramos la mano para intentar acicalar a la imagen que estamos viendo reflejada, no conseguiríamos solucionar nada, ¿no? De hecho, lo más lógico sería llevarnos la mano a nuestra cabeza y peinarnos.

De la misma manera, si no cambiamos nuestro interior y únicamente esperamos a que cambien otros y la situación exterior, no conseguiremos resolver nuestros problemas.

1. Tú tienes el control

Claramente, saber que eres responsable de cualquier cosa que te haga sentir incómodo en tu vida no es fácil de asumir. Pero también podemos tomarlo como una herramienta para tomar el control de cómo nos afecta lo que nos sucede. En resumen, la ley del espejo y su comprensión te empuja a sentarte en el asiento del conductor. Cualquier cosa que te preocupe, te moleste o te haga sentir incómodo es una oportunidad para mejorar.

2. Cuida tu diálogo interior

Nuestro diálogo interior tiene un impacto brutal en lo que transmitimos hacia fuera y en la forma en la que percibimos lo que nos rodea. ¿Qué te dices a ti mismo en tu día a día? La imagen de nosotros mismos regula lo que logramos y lo que intentamos lograr. Si yo me veo como un 5, puedo intentar lograr cosas en un nivel 7 u 8, pero me recordaré a mí mismo que soy un 5, que no puedo hacer cosas de un nivel superior y volveré a hacer cosas en un nivel 5. «Tanto si piensas que puedes como si piensas que no puedes, en ambos casos tienes razón» – Henry Ford.

3. La importancia del perdón

El odio y el rencor no nos dejan ser felices del todo. Para eso, es necesario saber perdonar. ««Perdonar» no significa que damos el visto bueno a lo que nos han hecho, ni que lo pasamos por alto. «Perdonar» significa que nos liberamos del pasado que nos ata, que dejamos de hacer reproches, y que escogemos la calma de los momentos presentes. ¿Estás dispuesto a perdonar a una persona para conseguir una vida más feliz para ti mismo? Perdonar a alguien es solo para nosotros mismos, no para nadie más. Perdonémonos a nosotros mismos.». (Yoshinory Noguchi)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba