Las reglas de Marc Randolph para alcanzar el éxito

marc randolph netflix

Uno de los libros que más me han gustado en los últimos tiempos es la historia de Marc Randolph Eso nunca funcionará en la que cuenta cómo surge Netflix y todas las adversidades y éxitos de la trayectoria de la empresa. Pero si tuviera que quedarme con alguna parte de este libro, sería sin duda sus ocho reglas de Randolph para alcanzar el éxito que el padre de Marc le entregó al salir de la universidad.

Las reglas de Randolph para alcanzar el éxito

1. Haz como mínimo un 10% más de lo que te piden

Cualquiera puede superar las expectativas de vez en cuando. Lo complicado es hacerlo de forma constante. Cuando se evita confiar en la reputación o las relaciones, y en su lugar se hacen las preguntas adecuadas, se puede establecer el hábito de superar las expectativas.

Cuando recibas un encargo, asegúrate primero de que entiendes cuáles son las expectativas. Para ello, plantea preguntas desde el principio hasta que conozcas los objetivos. A continuación, da lo mejor de ti, apuntando más alto de lo esperado e intentando crear una impresión positiva.

2. Nunca le presentes a nadie tus opiniones sobre cosas que no conoces como si fueran hechos

Ya sea porque nos sentimos fuera de lugar en una conversación y sentimos la necesidad de intervenir, porque nos sentimos amenazados, o porque queremos quedar bien con otra persona, todos decimos gilipolleces en ciertos momentos.

¿Te imaginas un mundo sin tonterías? ¿Un mundo en el que no tengas que escuchar a la gente hablar de cosas de las que no saben nada? ¿Un mundo en el que no haya más argumentos sin fundamento? ¿Un mundo basado en pruebas, razonamientos y decisiones racionales? Este mundo puede existir. Y construirlo es responsabilidad de todos y cada uno de nosotros.

3. Sé siempre amable y considerado, tanto con tus superiores como tus inferiores

Cuando estudiamos a las personas de éxito, solemos hablar de lo motivadas que están. Las alabamos por su carisma y su decisión. Pero rara vez nos detenemos a preguntar: ¿es esta persona amable? Sin embargo, se ha demostrado que la amabilidad es una característica común entre las personas que se consideran exitosas. Y lo mejor es que no es difícil ser amable. Como decía el Dalai Lama: «Sé amable siempre que sea posible. Siempre es posible».

4. No lances reproches ni te quejes, limítate a la crítica seria y constructiva

Demostrar franqueza y honestidad a través de una cultura en la que dar y recibir feedback es aceptado puede ser un gran impulsor. Cuando alguien te hace una crítica amable, honesta y fundamentada, demuestra que se está preocupando por ti y por tu crecimiento.

5. No tengas miedo a tomar decisiones cuando tengas hechos en los que basarlas

Piensa en el juego llamado el «teléfono roto». Puede que recuerdes que el juego consiste en que una persona susurra un mensaje a otra, que a su vez susurra el mensaje a otra persona, y así sucesivamente. El mensaje que queda al final del juego es, en la mayoría de los casos, radicalmente diferente del original. Cuando vemos u oímos algo, a veces tendemos naturalmente a rellenar los espacios en blanco y crear nuestras propias historias en lugar de ceñirnos siempre a los hechos.

Nos enfrentamos muchas veces a decisiones difíciles y habrá momentos en los que tomaremos la decisión correcta y otros en los que no. Pero lo más importante que podemos hacer es estar abiertos a la información, estudiar los hechos, recopilar datos y tomar las decisiones más informadas posibles.

6. Cuantifica las cosas siempre que sea posible

Utilizamos constantemente palabras imprecisas para describir probabilidades: «Es probable que llueva», «Es dudoso que ocurra»… Estos términos probabilísticos no sólo son subjetivos, sino que pueden tener interpretaciones muy diferentes. El «bastante probable» de una persona es el «muy poco seguro» de otra. Intenta ser más preciso: ¿Qué porcentaje de probabilidad, en qué periodo de tiempo, pondría en este resultado?

7. Sé abierto de mente

Desde las primeras etapas de nuestro desarrollo se nos pide que adoptemos una postura. Tener un punto de vista no sólo se fomenta, sino que a menudo se espera, para que la gente pueda entender cómo relacionarse con los demás. Estoy de acuerdo contigo o no lo estoy. Nos alineamos o no. La ambigüedad, los términos medios y las zonas grises ponen a la gente nerviosa, y nuestra incapacidad de pasar mucho tiempo en este espacio nos cierra de mente. Aun así, sabemos que ser de mente abierta es un rasgo deseable que todos deberíamos tratar de adoptar.

8. Sé puntual

Ser puntual transmite mucho más de lo que parece. Le demuestra a los demás que te preocupas, que eres organizado, que se puede contar contigo, que les valoras y, en última instancia, que te valoras a ti mismo.

Un pensamiento en “Las reglas de Marc Randolph para alcanzar el éxito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba