La cadena del trueque: ¿estás yendo en la dirección correcta?

el hombre del clip rojo

Si todavía no has escuchado la historia de Kyle MacDonald, también conocido como el hombre del clip rojo, te aseguro que esta te va a gustar. Y no solo por su historia en sí, sino porque de la experiencia de Kyle y su libro One Red Paperclip pueden sacarse muchas lecciones interesantes.

Empecemos por lo primero, ¿quién es Kyle MacDonald y por qué se le conoce?

De un clip rojo a una casa

Kyle MacDonald es un hombre nacido en Montreal. En el verano de 2005 decidió que quería comprar una casa. El problema era que no tenía trabajo y le pareció que comenzar a enviar su currículum a distintas empresas no iba a ser de gran ayuda. Fue entonces cuando vio un clip rojo encima de su escritorio y se le ocurrió una idea: publicarlo en una plataforma de internet que permitía el cambio de objetos.

Su mensaje decía lo siguiente:

«Tengo este clip rojo ahora mismo en mi escritorio, junto a mi ordenador. Quiero canjearlo contigo por algo más grande o mejor, tal vez un bolígrafo, una cuchara o una bota. Si me prometes hacer el canje, iré a recogerlo estés donde estés. ¡Espero intercambiar pronto contigo! Kyle.

PD: Voy a hacer una cadena de intercambios hasta conseguir una casa. O una isla. O una casa con isla. Ya te haces una idea.»

Sorprendentemente, recibió una respuesta casi de inmediato de un par de mujeres de Vancouver que querían cambiarle el clip por un bolígrafo de madera con forma de pez. ¿Y qué fue lo siguiente? Volvió a publicar su anuncio, recibiendo nuevamente una respuesta en la que se le ofrecía un pomo de puerta a cambio de su bolígrafo.

Del pomo pasó a una estufa, de la estufa pasó a un generador, del generador pasó a una máquina de cerveza, de la máquina de cerveza a una moto de nieve, de la moto de nieve a una camioneta, de la camioneta a un contrato de grabación, del contrato de grabación a un año en Phoenix (alojamiento y transporte), del año en Phoenix a una tarde con Alice Cooper, de la tarde con Alice Cooper a un a pieza motorizada del grupo KISS, de la pieza de KISS a un papel en una película y finalmente, del papel en la película a una casa en la pequeña localidad de Kipling en el estado canadiense de Saskatchewan.

Así que por fin alcanzó su sueño: su casa. Y todo por nada más y nada menos que un año, 14 intercambios y un clip rojo.

La historia de Kyle demuestra que se pueden conseguir resultados increíbles utilizando soluciones creativas. Pero no solo eso. La historia de Kyle nos enseña lo importante que es aplicar la cadena del trueque en nuestra vida.

La cadena del trueque

La cadena del trueque se basa en el concepto de intercambiar objetos por otros de mayor o igual valor que el anterior. Con el tiempo, puedes obtener un objeto mucho más valioso que con el que empezaste (como el ejemplo de Kyle, que pasó de un clip a una casa).

Esto es aplicable también al mundo laboral y al desarrollo personal. ¿Estás intercambiando tu trabajo por otro igual o de mayor valor? ¿Te está acercando a tu objetivo? ¿Estás avanzando hacia una situación en la que sientes que estás creciendo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba