Deja de intentarlo y pasa a la acción

Ya lo decía el famoso Yoda de Star Wars: Do. Or do not. There is no try. (Hacer o no hacer, no vale con intentarlo). Aunque a menudo solemos utilizar el intentar o el hacer de la misma manera, intentar no es lo mismo que hacer. Y aunque pueda parecer una tontería, este cambio de enfoque puede cambiar significativamente el mensaje y la forma en la que nosotros mismos nos enfrentamos a ese objetivo.

Por qué no basta solo con intentarlo

Decir que estamos «Intentando hacer algo» solo nos proporciona una excusa para explicar por qué no pudimos lograr el resultado que deseábamos. Sin embargo, no nos invita a la acción. Cuando decimos que lo estamos intentando, no tenemos que hacer nada.

Un hombre le pidió a una mujer que intentara levantar la silla en la que estaba sentada. Ella, se levantó y cogió la silla.

«No. Te he dicho que intentaras levantarla, no que la levantes», le dijo el hombre.

La mujer parecía confundida. Él reiteró: «Intenta levantarla». La mujer se quedó parada, sin saber qué hacer.

De nuevo, él le dijo: «Tú has levantado la silla. Te pedí que intentaras levantarla. O la levantas, o no la levantas, o intentas levantarla».

Sé que esta historia puede parecer un poco tonta y confusa. El mensaje que quiero transmitir es que cuando decimos que lo estamos intentando, en realidad no tenemos que hacer nada.

¿Dónde estás intentando mejorar?

  • ¿Estás intentando ahorrar dinero o estás ahorrando dinero?
  • ¿Estás tratando de ponerte en forma o te estás poniendo en forma?
  • ¿Estás intentando comer mejor o estás comiendo mejor?

Del intentar al hacer: 3 cambios que deberías poner en práctica

¿Quieres dejar de intentarlo y simplemente empezar a hacerlo? Michael Hyatt propone estas tres sugerencias.

1. Elimina la palabra intentar de tu vocabulario

Las palabras que usamos influyen más de lo que pensamos en lo que hacemos. Intentar es una palabra que puede hacernos sentir mejor cuando fallamos, pero en realidad induce el tipo de comportamiento que conduce a no conseguirlo. Observa cuántas veces en el día utilizas la palabra «intentar» y trata de eliminarla de tus discursos.

2. Escoge entre hacer o no hacer

Si no quieres o no puedes hacer algo, está bien. No lo hagas. Pero no trates de convencerte de que intentar es lo mismo que hacer. Son posturas completamente diferentes. Todo lo importante que logramos comienza con la decisión de llevarlo a cabo.

3. Comprométete al 100% con el resultado que quieres conseguir

Sea lo que sea que quieras hacer, lucha por el éxito y da lo mejor de ti. El compromiso es clave para alcanzar objetivos y rompe la inercia de procrastinar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba