DAFO personal: descubre y exprime todo tu potencial

DAFO

El análisis DAFO (acrónimo de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) es una herramienta estratégica que se lleva utilizando en el análisis empresarial desde los años 70. Suele utilizarse principalmente para entender qué es lo que el negocio hace bien, en qué puede mejorar y cuáles son sus mayores amenazas y principales oportunidades.

Sin embargo, también puede ser muy útil hacer de vez en cuando un análisis DAFO sobre nosotros mismos. Conocer cuáles son nuestros puntos fuertes y nuestros puntos más flojos es un gran comienzo para abordar de forma estratégica la mejora continua, la toma de decisiones y exprimir al máximo nuestro potencial. Además, puede ser una herramienta especialmente buena cuando te embarcas hacia un nuevo reto o desafío, como un cambio de carrera, el lanzamiento de un negocio u otro nuevo proyecto.

El primer paso: Conoce tu inventario personal

¿Te suena la típica declaración de la misión, visión, valores y objetivos de la empresa? Pues esto es algo similar. El análisis DAFO a nivel personal requiere un proceso de reflexión inicial y conocer cuál es nuestra base o recursos iniciales puede ayudarnos.

  1. ¿Cuáles son tus intereses? ¿Qué te motiva? ¿Qué es lo que disfrutas haciendo y te hace feliz?
  2. ¿Cuáles son los valores? ¿Qué factores o cosas claves mueven tus decisiones?
  3. ¿En qué destacas? ¿Qué materias se te dan mejor? ¿Qué experiencias, formaciones o conocimientos tienes?
  4. ¿Cómo es tu personalidad? ¿Tienes barreras mentales o creencias que te impiden crecer? ¿Cuál es tu forma de relacionarte con otras personas?
inventario personal

DAFO personal: Cómo hacerlo

Una vez hayas identificado tus recursos clave, dibuja en un papel cuatro secciones claramente diferenciadas y comienza a escribir tus fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas.

DAFO personal

1. Debilidades

A nadie nos gusta pensar en esas cosas que no se nos dan tan bien. Sin embargo, en lugar de verlo como un ejercicio que te arruine la autoestima, trata de verlo como una forma de lograr una superación personal. Para ello, intenta ser lo más honesto y sincero posible (cuidado: esto no significa ser innecesariamente duros con nosotros mismos). Conocer nuestras debilidades o malos hábitos puede ser el primer paso para fijarnos un objetivo de mejora personal.

  • Haz una lista de tus malos hábitos a nivel profesional o personal. Nadie es bueno en todo, así que no te sientas mal por enumerar tres, cinco o diez áreas de mejora. De hecho, esto demuestra que tienes un buen nivel de autoconciencia.
  • ¿Hay alguna habilidad que no tengas y que fortalecería tu carrera?

2. Fortalezas

Aquí es donde puedes lucirte. ¿En qué destacas y cuáles son tus habilidades? Piensa en aquello que te hace único. Es bueno que pienses en tus puntos fuertes en relación con otras personas que te rodean. Por ejemplo, si eres diseñador, tener un título en arte y diseño probablemente no te hará destacar, pero tener un premio puede ser algo diferencial.

  • Piensa en tus habilidades, conocimientos especializados o aptitudes personales.
  • Haz una lista de tus calificaciones, certificaciones, logros y proyectos.
  • ¿Tienes otras habilidades personales o «soft skills«?, ¿Trabajas bien bajo presión?, ¿Eres un buen líder? Intenta respaldar estas afirmaciones con ejemplos (no necesariamente relacionados con experiencias profesionales).
  • ¿Tienes buenos contactos o relaciones con clientes potenciales?

3. Amenazas

Esta parte consiste en identificar los obstáculos externos que se interpongan entre ti y tu visión del éxito.

  • ¿Hay alguna persona en tu entorno que te está frenando o eclipsando? ¿Hay alguien de tu equipo que te hace más difícil el trabajo? ¿Qué puedes hacer al respecto?
  • ¿Existen nuevos requisitos o tendencias en el sector que hacen que te estés quedando atrás? ¿Cómo puedes solucionar el problema?

4. Oportunidades

Ahora es el momento de identificar oportunidades a nivel personal o dentro de la industria en general.

  • Tal y como está evolucionando el mercado, ¿Hay oportunidades que no se están explotando actualmente y que tú podrías explotar?
  • ¿Hay algún curso que te haría más competente en tu trabajo?
  • ¿Existen nuevas tecnologías o procesos que podrían ayudarte a ser más eficiente o productivo?
  • ¿Hay algún puesto para el que tu perfil sería perfecto?

Consejos para elaborar tu DAFO personal

Ten en cuenta que los propios prejuicios suelen dar forma a las respuestas. Por eso, es bueno respaldar las declaraciones con ejemplos e incluso incluir alguna opinión externa para crear un análisis más sólido. Además, si eres de esas personas que odian hablar de sí mismas, seguramente te parezca abrumador presentarte frente a una página en blanco para escribir sobre ti. Busca alguien en quien confíes, un lugar tranquilo y pregúntale sobre su opinión. También hay quienes se sienten más cómodos expresando lo que piensan de forma escrita, por lo que puedes usar este formato con tus amigos para conseguir mayor información.

¿Quieres saber más sobre este tema? Echa un vistazo a este artículo: La ventana de JOHARI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba