¿Qué es un hábito?

Un hábito es una rutina o práctica que se realiza de forma regular y como respuesta automática a una situación específica.

De hecho, según un estudio realizado por la Univesrdidad de Duke, los hábitos representan aproximadamente un 40% de nuestros comportamientos de un día cualquiera.

Si te paras a pensar, tu vida actual es básicamente la suma de tus hábitos: la cantidad de dinero que tienes, es un indicador de tus hábitos financieros, tu aspecto físico es el resultado de tus hábitos alimenticios y de actividad física, el aspecto de tu casa proyecta tus hábitos de orden y limpieza…

Dicho esto, más allá de tu situación actual, lo importante es incorporar hábitos que conduzcan tu vida hacia tu objetivo. Aunque día a día los cambios no puedan apreciarse fácilmente, la repetición día a día es lo que te conducirá al éxito.

Jame Clear ponía un ejemplo muy ilustrativo en su libro «Hábitos atómicos«: «El impacto creado por un cambio en nuestros hábitos es similar al efecto que provoca alterar la ruta de un avión apenas unos cuantos grados. Imagina que estás volando de Los Ángeles a Nueva York. Si el piloto ajusta la dirección 3,5 grados al sur, llegaría a Washington, D.C. en lugar de llegar a Nueva York. Este pequeño cambio apenas se notaría en el despegue, pero si la distancia se magnificara durante el vuelo el avión terminaría en un lugar a cientos del destino original».

¿Cómo crear buenos hábitos?

Nadie nace con el hábito de lavarse los dientes. Cuando somos pequeños nuestros padres nos recordaban al terminar de comer que debíamos lavarnos los dientes. Esto no es más que un disparador, es decir, ese factor que actúa como iniciador de una acción.

Una vez que esa actividad se ha convertido en un hábito por la repetición, lo naturalizamos y lo hacemos en modo automático. Aunque vayas con prisa o estés pensando en otra cosa, tu cerebro tenderá a lavarse los dientes al terminar de comer.

El problema está en que también existen disparadores negativos que con el tiempo nos han generado malos hábitos. En ese caso, el primer paso debe ser identificar dicho hábito, ser consciente de que no te hace bien y observarlo. Una vez que identificamos, observamos y somos conscientes de qué o quién dispara ese mal hábito, será más fácil evitarlo y sustituirlo por un hábito saludable.

¿Es la fuerza de voluntad la solución?

Existe la creencia de que para conseguir cambios en tu vida o alcanzar algún objetivo todo lo que necesitas es fuerza de voluntad.

¿Quieres conseguir aprobar todas las asignaturas de la universidad? Entonces tendrás que tener la suficiente fuerza de voluntad de decir que no a cualquier obstáculo o tentación que se interpongan entre el estudio y tú. ¿Quieres conseguir mejorar tus hábitos alimenticios? En ese caso, debes poder ser capaz de resistir a la tentación de comer ese alimento insano que te llama desde lejos.

Sin embargo, investigaciones psicológicas demuestran que la fuerza de voluntad opera como un músculo. Cuando le exiges demasiado, este músculo se fatiga y hace que las personas sean menos capaces de resistir a tentaciones.

Y es que en lo que se refiere a la capacidad de renunciar a gratificaciones inmediatas frente a bienestar futuro los humanos no somos especialmente buenos.

El poder de los hábitos

Todo esto hace que los hábitos jueguen un papel esencial, ya que automatizar un comportamiento nos ayuda a evitar tener que tomar decisiones que nos alejen de nuestros objetivos.

¿Qué es lo que viene a continuación? Cuando finalmente te nos damos cuenta de que lo que necesitamos generar buenos hábitos, tendemos a crearnos expectativas poco realistas sobre cómo nos irán las cosas tras afrontar los cambios. Como con el paso del tiempo no vemos resultados, tendemos a frustrarnos y, finalmente, a abandonar ese propósito, lo que habitualmente daña nuestra autoestima y autoconfianza.

En esta sección, quiero contarte algunas técnicas, ideas y herramientas que he ido leyendo y descubriendo a lo largo de los años para romper con los malos hábitos y crear hábitos duraderos de forma efectiva.

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba