Cómo gestionar las críticas constructivas para mejorar

crítica constructiva

A la mayoría de nosotros no nos gusta que nadie nos diga cómo tenemos que hacer las cosas, que hicimos algo mal o cómo podríamos haberlo hecho mejor. A todos nos gusta sentir que somos buenos en lo que hacemos y en cierto modo nos enorgullecemos de lo que llevamos a cabo día a día.

Pero seguro que has oído hablar de las críticas constructivas, ¿verdad? Pues sí. Aunque no nos guste, las críticas constructivas pueden ayudarnos a mejorar en nuestro trabajo o en cualquier otro aspecto. ¿Sabes cómo utilizar la crítica constructiva a tu favor?

Foto de Lifehack

¿Qué es exactamente una crítica constructiva?

Cuando escuchamos la palabra «crítica», nuestras mentes suelen pensar de manera negativa y hostil. De hecho, tendemos a visualizar una persona diciéndole a otra que la forma en que están haciendo algo está mal. Y sí, eso es ser crítico. Pero nos estamos dejando la palabra «constructiva».

La crítica constructiva debe ser específica en función de la situación e invita a la acción. Cuando se da correctamente, proporciona recomendaciones claras sobre cómo efectuar cambios y mejoras que conducirán a un resultado más positivo en una situación determinada.

No se trata de generalidades negativas o quejas, sino de información útil específica proporcionada con la intención de ayudar a alguien a mejorar algo que ha hecho para que obtenga mejores resultados la próxima vez.

Este es exactamente el contexto en el que debe aceptar la crítica constructiva. Está destinado a ayudarnos a mejorar. Cualquiera que esté interesado en mejorar cada vez más en su trabajo o en sus habilidades debería aceptar estos comentarios como un regalo.

Cómo manejar la crítica constructiva

Aunque la crítica constructiva sea algo positivo, hay momentos en los que no es fácil manejarla por eso te traigo algunos consejos para aprender a encararla mejor.

1. No te lo tomes como algo personal

Cada persona tiene experiencias diferentes y, por tanto, distintos puntos de vista. Por eso, conviene recordar que los comentarios que te están haciendo no son hacia ti personalmente. Están compartiendo su experiencia y conocimientos, que no son universalmente correctos, y que dependen de la forma en la que ellos mismos lo experimentaron.

2. Evita una reacción inicial negativa

La primera reacción es un gran desafío, ya que normalmente solemos ponernos a la defensiva. Por eso, conviene que preparemos a nuestro cerebro hacia esa reacción. Hazte ver a ti mismo lo que está a punto de suceder y convéncete de que no vas a reaccionar de manera negativa.

3. Agradece

No es fácil estar agradecido cuando alguien te dice cómo podrías haber hecho algo mejor. Aquí es la parte en la que le das las gracias por tomarse el tiempo de compartir sus comentarios. Si lo piensas bien, lo más probable es que quieran lo mejor para ti. ¿Por qué otra razón se tomarían el tiempo para darte feedback? Si no les importara, ¿por qué se tomarían el tiempo?

4. Haz preguntas

Asegúrate de que estáis en la misma página y de que entiendes lo que la otra persona te está diciendo. Si no te tomas el tiempo necesario para hacer preguntas y aclarar cualquier confusión, esta retroalimentación no será de mucho valor para ti. Lo mejor es que pidas sugerencias para mejorar.  Después de aclarar el problema, busca sugerencias, pero no te limites a tratar de satisfacer las necesidades de los demás. Ten presentes tus propios objetivos para ver cómo las mejoras pueden alinearse con las intenciones originales.

5. Ten presente el beneficio

Recibir críticas constructivas es una forma de ayudarte a mejorar, pero no tienes que digerir e implementar cada sugerencia palabra por palabra. Toma las partes que resuenan contigo y utilízalas la próxima vez que se presente una situación similar.

6. Escucha de forma activa y con paciencia

Asegúrate de prestar toda la atención a las palabras y el lenguaje corporal de la otra persona. Recuerda que estás tratando de comprender todo el mensaje para poder procesar efectivamente los comentarios y utilizarlos en el futuro. Guarda silencio y escucha, debes intentar escuchar tantas perspectivas como sea posible para obtener una imagen completa y más puntos de vista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba