El método 3x3x3 en el aprendizaje intencional para el crecimiento continuo

aprendizaje intencional

La curiosidad y el deseo de mejora continua invita a la búsqueda de nuevos desafíos, nuevos caminos y nuevas maneras de hacer las cosas. Estas dos características tan fundamentales en el mundo de hoy pueden ser tus dos grandes aliados en el aprendizaje. Sin embargo, transformar el deseo de seguir creciendo en nuevas capacidades requiere de un plan.

Resulta esencial cultivar no solo la mentalidad adecuada, sino también las habilidades adecuadas para seguir aprendiendo a lo largo de nuestra trayectoria profesional y vida personal. En este artículo quiero hablarte sobre una de las estrategias fundamentales de los estudiantes eficaces: el establecimiento de pequeños objetivos. Además, quiero contarte la mejor forma de poner en práctica este hábito.

¿Qué es el aprendizaje intencional?

El aprendizaje intencional entiende el aprendizaje como algo que se realiza por voluntad propia, es decir, cuando tenemos la intención de aprender. Consiste en un proceso activo, estratégico, constructivo y dirigido a una meta. Este tipo de aprendizaje busca sacar más provecho de los momentos de nuestro día a día. Cada proyecto, cada reunión o cada conversación pueden ser una oportunidad de crecer y aprender cosas nuevas.

La diferencia con el aprendizaje incidental es que este último se da cuando no tenemos un objetivo específico. Por ejemplo, si vas a vivir a Inglaterra es probable que acabes aprendiendo los «Phrasal verbs» o la gramática del inglés aunque a priori quizás no era tu principal objetivo.

¿Cómo establecer objetivos en el aprendizaje?

  1. Ten un número definido de metas claras y concretas. Está muy bien ser ambicioso y tener una larga lista de aspiraciones, pero la mejor manera de lograr tus metas es concentrarse en unos pocos objetivos concretos y claros.
  2. Define un período en el que cumplir esos objetivos. Los plazos hacen que nuestra mente se enfoque. Si bien es cierto que el tiempo requerido dependerá del objetivo en sí, lo mejor es que sea lo suficientemente largo para establecer un hábito y lo suficientemente corto para generar una sensación de urgencia que te haga impulsarte hacia él.
  3. Apóyate en otras personas y monitoriza el progreso. Estudios demuestran que es más probable que logremos nuestras metas si nos apoyamos en otras personas y las hacemos responsables del proceso.

El método 3x3x3 para un aprendizaje efectivo

3x3x3 aprendizaje intencional

Teniendo presente los ingredientes anteriores, la consultora McKinsey ofrece un marco al que denomina 3x3x3 para poner en práctica el aprendizaje intencional.

Definición de 3 objetivos

Al establecer objetivos de desarrollo, centrarse en más de tres puede ser contraproducente. Desarrollar un nuevo conocimiento o capacidad requiere concentración e intencionalidad, y si establecemos demasiados objetivos es probable que no logremos progresar en ninguno de ellos. En cambio, tener metas concretas nos permite desarrollar hábitos y mejorar nuestro desempeño.

No obstante, tampoco debemos caer en la trampa de ser demasiado poco ambiciosos. Si nos concentramos en un solo objetivo, es posible que perdamos oportunidades de ampliar su impacto. Tener varios objetivos de desarrollo hace que se refuercen entre ellos y que aprovechemos mejor las experiencias del día a día.

Por eso, establecer tres metas te llevará al punto óptimo, ya que no son ni demasiadas ni muy pocas.

Período de tres meses

El segundo ‘3’ se refiere al período de tiempo para lograr los objetivos. Aunque la duración óptima depende del objetivo en cuestión, hay varias razones por las que el número tres suele ser un período razonable.

Tres meses proporciona suficiente espacio para lograr un progreso tangible que incluya práctica, evaluación y capacitación. Sin embargo, nos obliga a ser concretos y específicos en nuestros objetivos. Es difícil empezar a posponer cosas o caer en la tentación de no entrar en suficiente detalle si la meta debe cumplirse en 12 semanas desde el punto de partida. Es decir, un período de tres meses nos obligará a dividir el objetivo a más largo plazo en pequeñas partes alcanzables y a dirigir nuestros esfuerzos en ellos.

Por otro lado, el período de tres meses está muy alineado con los ritmos a los que trabajan las organizaciones (informes trimestrales, revisiones trimestrales, actualizaciones trimestrales…).

Apoyo en tres personas

El último ‘3’ se refiere al número de personas que nos ayudarán a llevar a cabo nuestros objetivos. Involucrar a otros en nuestro aprendizaje es una de las maneras más poderosas de alcanzar el logro de metas. Si socializamos nuestros objetivos creamos oportunidades de celebrar y reforzar nuestro crecimiento con los demás. A menudo, cuando queremos comenzar un plan de ejercicio es común involucrar a otros para compartir ese desafío y comprometernos con la tarea. Lo mismo pasa con el aprendizaje. Involucrar a otros crea un ecosistema de crecimiento que fomenta la colaboración.

Realmente, el número tres es solo orientativo, y puede ampliarse en equipos más grandes. No obstante, es importante elegir personas con quien se tenga suficiente relación y con quien pueda compartirse fácilmente los progresos.

Práctica, práctica y más práctica

Aunque este método puede ayudar a definir una sistemática para el aprendizaje, lo realmente importante no es la cantidad precisa de objetivos, tiempo o personas, sino facilitar el aprendizaje continuo. Tener un proceso consistente, replicable y sencillo para establecer y alcanzar nuestras metas ofrece un marco de referencia para crear hábitos de crecimiento y desarrollo profesional y personal.

Un pensamiento en “El método 3x3x3 en el aprendizaje intencional para el crecimiento continuo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba